ETIQUETAS

LO ÚLTIMO PUBLICADO

lunes, 22 de junio de 2020

Utopías, un proyecto hecho con mucho cariño para emprender en remoto.

Finaliza el trimestre el curso y es momento de hacer balance, de recoger lo aprendido y ajustar las emociones vividas que pueden habernos desencajado por dentro.
Son muchas las horas que hemos dedicado a implementar una propuesta didáctica adaptada al entorno en remoto, a hacer seguimiento del trabajo y a comunicarnos...a crear una verdadera comunidad y sentimiento de humanidad en el entorno en remorto. Sé que hay mucho que mejorar, por eso planteo una serie de reflexiones que debiéramos afrontar de cara al próximo curso. 

Creo que lejos de verlo de forma negativa, deberíamos plantearlo como un reto maravilloso para el ser humano. Quien tiene en su mano todo para liderar este nuevo contexto educativo que se nos presenta. Espero que no perdamos la oportunidad de cambiar lo que no funciona....

Para mejorar hay que ser crítico, una crítica positiva nos lleve a avanzar. Por ello analizo qué hemos hecho y qué hemos aprendido, cómo hemos afrontado la oincertidumbre del confinamiento y mejoras que desearía que se convirtieran en  una realidad en el presente.

Hemos aprendido a autogestionarnos, a vivir en un entorno abierto digitalmente pero cerrado físicamente, el orden de satisfacción de nuestras  necesidades se ha trastocado, porque se ha trastocado la vida. Todavía es pronto para conocer las consecuencias, pero creo que es el momento adecuado para alinear sentimientos. En este proceso ha sido clave crear un nuevo vínculo humano y social entre leducador y educando; el rol del docente se ha retocado y no sólo ha sido guía sino un verdadero líder de equipo. Para docente y para alumnos, este tiempo ha sido muy intenso y cargado de muchas emociones.

Una de mis alumnas de 3º, Natalia,  ha creado esta preciosa ilustrración para dar color al poema que hemos hecho en equipo. Recoge muy bien la idea de la fugacidad, y del valor del tiempo bien vivido, creo que es muy reveladora de este último trimestre.




Uso la pirámide de Maslow para sintetizar cómo nos hemos sentido y qué hemos hecho para sobrevivir a este encerramiento forzoso.

En un primer nivel jerárquico, hemos aprendido a vivir con menos y generando menor impacto en la sociedad. Esta pandemia  ha sido un aviso para el nivel de vida tan ostentoso. Se estaba poniendo a prueba al planeta.

En un segundo nivel, hemos aprendido a valorar lo importante, a buscar el calor de las relaciones espontáneas con compañeros, familiares. Esto nos ha llevado a mostrar sentimientos antes ocultos, a desinhibirnos y a  intentar buscar en lo espontáneo una forma de salir de una rutina abrumadora.
En este nivel , hemos aprendido a sobrevivir (en algunos casos) y hemos desplegado nuestras alas (en otros casos). Me refiero a nuestro trabajo. Aquí, sin compartir 100% lo que comenta @Edans en Educación3.0, creo que es cierto que en algunos casos no se ha sabido diseñar una propuesta didáctica para el entorno en remoto y lo único que ha pasado es que los profesores han estado obsesionados por el hecho de que a los alumnos se les ayuda en casa o que ellos mismos copian. En otros casos, hemos adaptado la materia al entorno remoto. No tiene sentido, desde  mi punto de vista, preguntar a los alumnos por el IPC y que hagan un ejercicio sobre ello si no se contextualiza en una situación en la que esa herramienta sirva para explicar un hecho ocurrido en la sociedad. Es decir, que el contenido o la herramienta la debemos explicar al alumno para que le sirva como instrumento para entender y explicar situaciones reales.
Diseñadas así las clases y con un agotador trabajo de seguimiento y comunicación, las familias no creo que hayan sufrido estrés por la gestión del trabajo académico de sus hijos. De este modo la carga del trabajo se ha mantenido entre alumno/a -profesor/a.
Pero claro, para que en este segundo nivel de necesidades los alumnos/as y las familias se encuentren satisfechas deben darse los  principios (para mí clave en el trabajo en remoto): adaptación de contenidos, comunicación y seguimiento y planificación de trabajo. Si esto no se da empieza el esttrés familiar y el miedo docente a que los alumnos copien o a sentirse incluso engañados porque el alumno reciba ayuda externa.

En un tercer nivel de necesidades los alumnos necesitan socialización y conexión. Esto, en un aula física,  es fácilmente alcanzable y depende de las habilidades individuales para interactuar. En el entorno en remoto, debemos crear comunidad y que así lo sientan los alumnos. En mi caso ha sido sencillo: Telegram nos ha permitido comunicarnos en lo académico y para compartir chascarrillos, miedos, dudas y momentos duros por los que hemos pasado (muy duros, la verdad). Varias premisas en este punto: humanización, empatía, cercanía. Para lograrlo he acrcado mi rutina a los alumnos, les he hecho vídeos con imágenes de actividades que han hecho conmigo desde 1º de bachillerato, le he intentado revivir su experiencia de aprendizaje en el centro de modo que se crearan emociones y revivieran los sentimientos de aula.
En los grupos de 3º y 4º he realizado muchas videoconferencioas para hablar, vernos y compartir momentos, en Iniciativa ha sido precioso vernos y compartir nuestras utopías (las explicaré después).
En fin, que lo social ha estado muy vivo básicamente porque les he recordado constantemente que son un grupo, que como grupo han conseguido muchos premios y que individualmente cada uno y su talento ha sido clave para llegar donde ahora están.

En el cuarto nivel, el de reconocimiento, los alumnos en el entorno virtual creo que han experimentado dos situaciones. La primera la de estar perdidos y no entender nada al comienzo. La  segunda situación, los alumnos se han reencontrado y han  desplegado su potencial, por fin les hemos dejado, les hemos quitado el corset de los exámenes y hemos permitido que desarrollen su talento escribiendo, haciendo audios geniales, diseñando su futuro con Visual Thinking preciosos, debatiendo como los ángeles en una actividad en vivo.
En el caso de mis materias ha sido increíble, algunos alumnos/as que en el entorno presencial fracasaban continuamente, en el entorno virtual han sido trabajadores, exigentes y minuciosos y han entregado verdaderas maravillas o realizado pruebas competenciales complejas con un nivel de reflexión inesperadamente maravilloso.
En el caso de mis chicos de 3º y 4º ESO, he tenido que liderar muchísimo más los grupos. El principal problema que tuve que superar fue el factor emocional. Para mí es clave qemocionar en clase y que los alumnos se emocionen en los trabajos. En estas dos materias uso la metodología PBL (4º ESO) y APS (3º ESO). Al principio me di cuenta que los alumnos/as no sentían esa comunidad que me parece tan importante. Por lo que replanteé los proyectos y la forma de comunicación y puedo decir que ha sido clave para que mis cbhicos de 3º ESO hayan alcanzado el nivel de compromiso y motivación que tenían presencialmente (en 4º ESO no he conseguido el estado de ebullición emocional que me hubiera gustado, la clave es que 4º es final de etapa y los alumnos/as pensaban en sus objetivos a c/p más que en vivir una experiencia telemática única).

En un cuarto nivel está Utopías, un proyecto piloto que diseñé en Semana Santa para intentar de traspasar las barreras digitales y que lo emocional llegara y saliera del trabajo de los alumnos.
Utopías ha sido un proyecto precioso en el que Elia ha creado un pieza en Saxo para explicar que el futuro que desea debe ser más justo, más sostenible y sin enfrentamientos; Laura nos ha hecho un vídeo reclamanndo una sociedad sin estereotipos, Marina reclama una sociedad igualitaria, Laura García desea un mundo sostenible y nos da pautas de rutinas sencillas para conseguirlo, Luis nos habla de un mundo que usa más eficientemente los recursos, Claudia dice "no" a las discapacidades...


O las Utopías que han recogido colaborativamente mis alumnos/as en un poema hecho en equipo con una serie de imágenes que han sintetizado las utopías de 3º ESO.


Después de leer a @edans y @ftsaez  y del general cabreo del twit de la Sr Ministra agradeciendo a leditoriales y a RTVE el trabajo parra no cerrar el sistema educativos, tengo claro que la la eduación en este país es una utopía. 
Una utopía es un posible que puede o no llegar a ser real. Desde luego el interés y el desprecio hacia la educación es tan grande que cualquier deseo o propuesta desde abajo de una educación mejor es una utopía en un país en el que los bares o las playas tienen un peso político prioritario. Aún así las grandes guerras se ganaron poco a poco, batallando con coraje y con determinación. Por ello lanzo en este post la utopía que tengo en mi cabeza sobre el sistema eduactivo que deseo,  un sitema eductivo  humano,inclusivo, realista, serio, y con un claro foco en lo que debe aportar a la sociedad.

Después de esta experiencia en remoto, de leer a expertos, de soportar incompetencias institucionales y comentarios ofensivos de los medios. Después de despedir a más de +150 alumnos/as a los que he dado soporrte on line totalmente personalizado...mi utopía, mi sistema educactivo utópico es...
  • Un sistema que tiene un foco claro en lo humano de la educación. Para mí el foco está en educar  a la ciudadanía del presente, desarrollar sus habilidades y dotarles de las herramientas para actuar con autonomía.
  • Un sistema que no  desprecie, que  valore y que planifique el trabajo. Un sistema que provea de sólicos pilares, instrucciones claras y estratégicas que guíen el rumbo; un sistema con líderes capaces de  liderar, un sistema que dé los medios a profesores/as y a alumnos/as de forma prevista y planificada.
  • Un sistema compuesto por profesionales valientes y sin miedo a asumir retos que no miran atrás, que no se centran en replicar sistemas añojos en la sociedad actual. Un colectivo con ganas de adaptarse a los nuevos retos, con competencias solventes y con menos miedos a la educación competencial. Un colectivo de profesores docentes, con cargas de trabajo equilñibradas, con valoración del trabajo realizado y con las compatencias necesarias para asumior la educación del fututo.
  • Un sistema en el que el entusiasmo por enseñar y el gusto por aprender converjan en el aula. Un sistema de explosión creativa que potencie todos los talentos. Un sistema en el que no nos basemos en estrategias expositivas, sino en crear verdaderas comunidades de aprendizaje.
  • Un sistema capaz de priorizar, salud física y emocional, por inventario de conocimientos acumulativo y sin contexto; un sistema que digitaliza lo digitalizable y que presencializa lo que verdaderamente aporta valor al proceso. No puede ser que la gestión de la documentación ahora mismo no se pueda hacer digitalmente y corramos riesgos físicos y de salud por incapacidad tecnológica. Si esto ocurre habrá que replantear los sistemas de selección y los mandos.

Acaba un curso agotador, emocional, plagado de hitos educativos y  con +150 alumnos que siempre tendré en mí corazón. Momentos de trabajo en el aula y digitalmente que nos han unido para siempre.
Sólo espero, deseo que las autoridades y los centros espabilen en el desarrollo de planes contingentes para afrontar las contingencias de un mundo imprevisible. Un mundo en el que el ser humano, si desplega todo su potencial, tendrá infinitas opciones para crecer y volar  muy cerca del sol.

Un verdadero placer ser parte de este sistema, 
Un verdadero placer estar con +150 alumnos en estre proceso de crecimiento personal.




martes, 2 de junio de 2020

Emprendiendo para la primera infancia.

Hoy publico en mi blog, una iniciativa emprendedora personal que llevo realizando desde que surgió el confinamiento. Crear materiales educativos para la primera infancia poniendo en valor la naturaleza, el medio rural y la sostenibilidad.

Llevo creando materiales para mis hijos desde que comenzamos en el confinamiento. Unos materiales que siempre han buscado tener un eje, una historia o una narrativa. Creo que los niños y los jóvenes aprenden de una forma natural si se les pone un contexto a las actividades que debn realizar.

Ahora que estamos en fase 1 y he podido volver a Aldehuela, he decidido poner en valor la naturaleza, lo rural...y crear materiales para mis hijos basándome en esos valores. 
Comienza una serie de cuentos (con actividades incluídas) sobre mi tierra natal.

Los cuentos trabajan contenidos educativos:
-Lectoescritura.
-Conteo, matemáticas y ABN.
-Artes plásticas.
-Conocimiento del medio.
-Inglés.

La forma de trabajo de estos contenidos es con dos importantes pilares:
-En un contexto: El Campo charro.
-Con una estrategia metodológica clara: narración de historias.

Hoy comparto el primer cuento "De lago a laguna y salto porque me ha tocado"



Con algunas ideas tomadas de las lecturas : Peg y Gato y 999 ranitas.

Este cuento transcurre en las dehesas del Yeltes, en concreto mi pueblo, Aldehuela de Yeltes (Salamanca)

Para quien no conozca el entorno, no creo exagerar si digo que estas tierras son un espectáculo de colores y de naturaleza.






lunes, 25 de mayo de 2020

Proceso productivo del pan en educación infantil desde una perspectiva STEAM.

Llevamos mucho tiempo en casa, seguimos enseñando/aprendiendo en casa. El aprendizaje no para, implica tiempo, reflexión e implicación. En eso estamos. 
Intentando por un lado dar un buen soporte a mis casi 200 alumnos de ESO y Bachillerato y por otro lado, disfrutar de mi tiempo en casa con mis hijos.



En el cole nos están enviando fichas y trabajos en torno al "topic" Agua. Hemos creado un muro de las evidencias de nuestros aprendizajes que enviaremos al final de la semana a las maestras de Álvar y Martín.Además hemos hecho pequeños proyectos manipulativos y muy creativos siempre con un componente Steam que a mis dos hijos le encanta.

Compartimos con otras familias, colegios, profesores el proyecto que hicimos este fin de semana que a mis niños le encantó.
Hemos trabajado el agua como factor productivo en el proceso productivo del pan. 
¡Les ha encantado!

Este proyecto lo hemos trabajado durante 4 horas. Increíblemente mis dos enanos no se movieron de la silla, les encantó todo el  proceso productivo del pan.

Un proceso productivo es un conjunto de fases secuenciadas (con unos objetivos singules y unos factores y una materia prima empleada)  es esenciales en la obtención de un producto final.

Proceso productivo de pan:

1) Cereal, campo, tractor y cosechadora. Siembra de tigro y recolección. Esta fase les encanta, los niños que son "muy de vehículos" entienden perfectamente la siembra y la recogida (nosotros además tenemos un mini huerto en nuesto patio con acelgas y espinacas que nos regaló Rural Toys).
2) Molino. Transformación del trigo en harina. Esta fase les encantó. Cogí cereales de desayuno, un mortero y a moler el trigo y posterior tamizado.
3) Salina. Lugar en la que se trata la sal marina, se procesa y se vende en diversas formas. Creamos una pequeña Sociedad Limitada que producía Sal de diversos sabores. Usamos las mini esxcavadoras y camiones para crear enormes montones de sal de diversos colores y sabores (¡y siguen jugando con la sal!).
4) Panificadora. Empresa en la que un panadero diseña y crea diversos tipos de pan que deben fermentar primero y cocer en un horno durante casi 1h. Primero diseñamos pan, hicimos conteo de ingredientes y luego cada uno elaboró su pan. Que por cierto quedó riquísimo.
5) Distribución de pan. Lo comimos entre todos.

En este proyecto hemos trabajado:

-La importancia del agua en nuestra vida. 
-El valor de la tecnología y los avances de la misma.
-Autonomía, creatividad y contextualización del valor del agua en nuestra vida ordinaria. -Steam competences: construcción a escala de modelos. 
-Experimentación y puesta en valor de oficios tradicionales con enorme potencial presente: Panaderos/as.

Actividad previa. Entender el proceso productivo del pan.




Actividades de Contextualización del aprendizaje.

  • Lectura del cuento.
  • Trabajar el vocabulario relacionado con el agua y el proceso productivo.
  • Actividades STeam  planificadas al final del mismo.



Book titled 'blanca canamero'Read this book made on StoryJumper

domingo, 10 de mayo de 2020

Experimentamos en remoto, diseñamos ¡UTOPÍAS!

En Castilla y León llevamos desde el 23 de marzo trabajando en remoto. 
Desde entonces, ¡han pasado tantas cosas!, que deben quedar en éste, mi diario.

Comenzamos trabajando en remoto ofreciendo una propuesta educativa basada en tres pilares:

  • Cercanía como máxima y continuidad con las herramientas digitales a las que estamos acostumbrados.
  • Conocimientos de la enseñanza on line y competencia digital.
  • Comunicación como axioma
Desde que imparto educación emprendedora y formo parte del equipo educativo de INTEF, he aprendido que la clave para transmitir en remoto está en tener una narrativa propia, única y que empatice con los estudiantes. 
Por ello, el objeto fundamental en estos primeros pasos  en mi diseño de clases en remoto ha sido crear una comunidad de aprendizaje basándome en los medios de comunicación que usan mis alumnos y en espacios conocidos para compartir lo aprendido.

Después de mucho trabajo (tengo cerca de 200 alumnos) llega el momento de reflexionar, de evaluar. Me doy cuenta que hay mucho que mejorar y busco la manera de mejorar mi propuesta de trabajo en el entorno on line.
Hablo con compañeros y amigos como Elena Rodríguez, Pablo Peñalver o Paz Fernández de Vera y me doy cuenta que somos muchos los que estamos en ese proceso de mejora contínua de cara a ofrecer un curso bien planificado y diseñado para el curso 2020/21.
Me preocupa especialmente la forma de introducir la emoción y la efervescencia creativa en la enseñanza en remoto. Busco y no encuentro, busco y no encuentro...Al final doy con la tecla -o eso creo- gracias a la inspiración que encuentro a mi alrededor o incluso dentro de mí.

Gracias a expertos como Félix Lozano, Juan Pastor, Belén Torregrosa o Esperanza Román que me han ayudado a darle una vuelta a mi propuesta en remoto. Y a mis amigos vistuales Luis, Azahara, Pep, Miguel B. que me han dando importante pistas para incluir ese elemento emocional en el entorno en remoto. 
La labor de unir todos los elementos ha sido mía, y muy agotadora. Había demasiados eslabones sueltos que unir, que conectar. Mucho insight  suelto por mi cabeza que debía ser capaz de conectar en un proyecto emocional y eocionante. 

Y así...conectando surgió ¡Utopías!, una APP -diseñada en dos semanas- para mis alumnos de educación emprendedora.
Utopías se basa en provocar la emoción y el cambio mediante una experiencia auditiva hecha con mucho cariño.

¿Por qué elijo el formato de APP?.

- He elegido este formato porque algunos alumnos no tienen ordenador y trabajan exclusivamente con móvil.
- He elegido este formato dado que Utopías se basa en la idea tradicional de los audiolibros. Es una experiencia auditiva que enlaza a un espacio para compartir las reflexiones con el resto de la clase. La mejor manera de escuchar un audio es cerquita, con  cascos. Los alumnos usan el móvil como reproductor de música. Por lo que era el soporte adecuado para el fin buscado.

¿Por qué una experiencia de inmersión auditiva?.

Buscaba una forma de que mis alumnos me tuviern cerca, muy cerca, y que fueran ellos los que eligieran el momento para viajar por un mundo utópico. Por lo que pensé en una actividad que tengo diseñada para el curso #CREA_INTEF "Camino de inspiración". Una actividad aún no cerrada en la que me inspiró Celia de Diego. Hace unos años -cuando pasó por el curso #Crea_intef- me dí cuenta que hay momentos de estrés creativo que requieren de una pausa, de una intronspección...por ello comencé a diseñar un  camino de inspiración, de relajación, de parálisis creativo que ayudara a los aprticipantes de #CREA_INTEF a parar para buscar de nuevo la emoción creativa. No sé muy bien el motivo, pero en la búsqueda de la emoción para mis clases en remoto me vino también  a la cabeza  esa actividad en proyecto y pensé que una experiencia auditiva, con música y que transmita paz, tranquilidad y el poder de uno mismo era lo que necesitaba, la clave de UTOPÍAS.

¿Y por qué UTOPÍAS?.

Mi amigo Luis López Cano me inspiró, me propuso embarcar a mis alumnos en el diseño de utopías, pequeños cambios  que nos gustaría introducir en el mundo para convertirlo en un mundo mejor. ¡Me enamoró la idea!
Y a escribir, a secuenciar, a grabar, a implementar...

¿Cuál es el objetivo de esta APP?.

El objetivo con UTOPÍAS es lanzar un prototipo de media fidelidad con el objeto de testearlo y de comprobar que efectivamente es una forma de romper barreras digitales, acercarme a mis alumnos para que no pierdan energía creativa.

Estamos comenzando, y las sensasiones y el feedback de mis alumnos son simplemente espectaculares. La APP no sólo les gusta, sino que han encontrado en UTOPÍAS ese remanso de paz que la carga de trabajo en remoto les estaba colapsando.

Iremos mejorando Utopías, pero me emociona que algo hecho desde el corazón así lo sienta el alumno y les permita ser libres, únicos y capacesd de crear en remoto. 


Que nadie me diga que no se puede emocionar, contagiar, provocar en la enseñanza en remoto. Os aseguro que sí se puede, si se conecta, si se crea comunicad, si se crean vínculos, si se desarrolla una narrativa única basada en los sentimiento y en la humanización de la tecnología, si relativizamos los contenidos y evaluaamos de otra manera...

En fin podría seguir y seguir, porque después de la charla #CREA_INTEF,  hay mucho en mi cabeza y en mi corazón. 
El pasado lunes hablamos de creatividad en enseñanza en remoto.


Aprendizajes esenciales que me taje de la charla:
  • No puedes migrar al entorno online todos los contenidos de tu curso presencial.
  • Debemos unificar procedimientos, usar plataformas de gestión de aprendizaje combinadas con medios de comunicación directo para crear comunidades de aprendizaje.
  • Combinación momentos de comunicación sincrónicos- asíncrónicos de forma efectiva. Aprovecha el tiempo sincrónico.
  • Hacer tangible, real y cercano el aprendizaje.
  • Lo emocional cobra más valor que nunca.
  • Secuenciar claramente contenido.
  • Engancha al alumnado introduciendo el componente lúdico.

En la charla hablamos de tres ejemplos de proyectos en remoto que pueden ayudar e inspirar.

Un equipo de docentes diseñan y crean contenidos audiovisuales en torno a distintos centros de interés usando como soporte la televisión pública y el componente lúdico como gancho fundamental.
Aquí un excelente programa de nuestro compañero Luis
http://www.canalsur.es/multimedia.html?id=1576119.
Este proyecto me encanta, usa un medio que democratiza la enseñanza de calidad y la universaliza permitiendo la total inclusión de la propuesta educativa.
  • Proyecto "Utopías" que he comentado anteriormente, en el que incorporo las audio.guías como medio tradicional de acercar y universalizar mi narrativa personal en las clases de emprendimiento (pasión, energía, aprender haciendo y compartiendo).
  • Pep nos habló de su proyecto "Libro de la Selva" un proyecto audiovisual precioso que hace un recorrido por esete extraordianrio cuento. Además nos habño de MineCraft como una excelente propuesta lúdica y educativa que estimula la imaginación, la creatividad.
Desde luego yo estoy ya estudiando posibilidades...

sábado, 25 de abril de 2020

Cambiar mi método en remoto para que nada cambie.

Hace muchos días que tengo ganas de escribir, de contar y de compartir. Hoy me he decidido a poner en orden mis ideas, mi trabajo y cambiar la narrativa de mis clases de emprendimiento para que nada cambie.

La enseñanza en remoto está siendo un reto impresionante para la sociedad, una oportunidad sin precedentes para hibridar modelos de elearnig y para potenciar el teletrabajo en la sociedad.

Llevamos 40 días de trabajo  en remoto, el proceso que hemos seguido ha tenido cierta o nada planificación y hemos reaccionado -en general- sin ningún tipo de reflexión previa y sin un tiempo para implementar entornos de trabajo coordinados, cooperativos yoperativos. 

Os cuento un poco mi experiencia, lo que he visto en mi centro y lo que conozco por otras experiencias de  compañeros de otras comunidades y/o centros.

Aquí mis primeras conclusiones sobre nuestras migraciones al entorno virtual. 

Hemos sabido reaccionar rápido, pero quizás no de forma eficiente.

El confinamiento en Castilla y León se nos comunicó un viernes a mediodía, el lunes siguiente ya debíamos dar respuesta a los alumnos/as on line. En otras Comunidades, como Cataluña, me cuenta una amiga que la administración les dio un tiempo para planificar y preparar entornos de trabajo. Dado que la Semana Santa estaba cercana, los docentes comenzaron las clases en el entorno virtual después de las vacaciones. Este planteamiento me parece más acertado que implementar de un día para otro una forma de trabajo totalmente nueva y que de ninguna manera podía ser coordinada ni bien diseñada.

La inmediatez a veces no es lo más oportuno, creo que  centros educativos, sin planes de trabajo en la nube, sin equipamientos tecnológicos para sus docentes y la administración con una plataforma ahogada por el flujo de visitas generaron estrés en el trabajo tanto en docentes como en alumnos.

Los docentes, cada uno con un nivel de competencia digital, actuamos de forma espontáneay  rápida,  pero quizás faltos de efectividad y de coordinación. Se nos exigía un plan de acción rápido y cada cual hizo lo que pudo con sus propios recursos y con la mejor de las intenciones. 
Los alumnso/as desconcertados, algunos parte de familias numerosas y con escasos dispositivos electrónicos. La brecha social se amplió, no nos dimos cuenta de ese pequeño detallito.

 ¡Y de la competencia digital ya ni hablo!.


Los eslabones en el proceso educativo han fallado de alguna u otra manera. 
Pero siempre hay tiempo para aprender y mejorar.

El primer eslabón de la cadena, nuestra administración educativa, no tenía un verdadero plan de  acción ante el nuevo contexto educativo. Creo que ha actuado con precipitación y sin una plataforma de trabajo eficiente, no estaba diseñada para ese tráfico de visitas y hacía que el trabajo fuera todo menos productivo. 
Muchos buscamos planes alternativos desde el principio para evitar esos cuellos de botella de la falta de previsión y el estrés que genera no poder trabajar a un ritmo por problemas estructurales.

El segundo eslabón también falló, los centros públicos carentes de recursos para que sus trabajadores realicen el teletrabajo, animando a los docentes y apoyando en la medida de lo posible "y sobre la marcha". 
Los centros, sin planes de digitalización y trabajo en la nube, improvisaron (como todos los agentes) y actualizaron sobre la marcha contenidos digitales, ofreciendo -a través de los centros de formación- manuales rápidos de dominio de herramientas digitales imprescindibles para el remote teaching.

El tercer eslabón también falló, las familias con pocos recursos tecnológicos o insuficientes para que todos los miembros de la familia se han visto imposibilitados para realizar jornadas de trabajo productivas.  Otro aspecto destacable es que las familias se han sentido desbordadas. Cuando padre y madre deben teletrabajar y a la vez ayudar a sus hijos en las tareas del cole horas y horas, es que algo falla. No somos productivos ni 
teletrabajando ni la enseñanza en remoto está bien diseñada. 
Los padres en este caso no son los agentes que deben dar soporte a los alumnos/as en su formación on line. Son los profesores con la interacción, la corrección de tareas y con un  feedback personalizado y constructivo en el aprendizaje en remoto.

Y el eslabón de la competencia digital, otro verdadero talón de aquiles de la comunidad educativa...Ése ha fragmentado la comunidad, ha defragmentado la educación y el retorno  educativo.

Ahora desde la calma, uno se hace muchas preguntas. ¿Puedo hacer algo para mejorar mi migración dado que seguramente el remote teaching haya venido para quedarse?
Preguntas, preguntas, y más pregiuntas...
  • ¿Lo he hecho bien?
  • ¿El método está sirviendo?
  • ¿Es esfuerzo merece la pena?.
  • ¿Es efectiva la enseñanza en remoto para transmitir emoción y entrenar competencias?




En el caso de las materias conceptuales, lo tengo claro. La migración que yo he diseñado ha sido totalmente operativa y los alumnos/as me están demostrando que el esfuerzo merece la pena.
Para este tipo de materias la clase en remoto debe tener:

1) Plan de trabajo claro.
2) Contenidos digitales con explicaciones siempre disponibles. 
3) Planificación de actividades y explicaciones siempre disponibles.
4) Encerado digital para compartir lo aprendido.
5) Clases en vivo para explicar el contenido y resolver dudas.
6) Herramienta de comunicación e interacción.

Ha sido un trabajazo tremendo basado en la planificación, la cercanía, la participación, la comunicación y la personalización. 

Otra cosa muy diferente sucede con las materias de emprendimiento, ahí es donde estoy replanteándome mi planteamiento. En las materias de emprendimiento la esencia es hacer, contagiar, emocionar, provocar...Yo me desmarco del emprendimiento como plan de empresa, por lo que la esencia de lo que trabajamos es más de tipo actitudinal.

Ahora mismo estoy replanteándome todo, buscando un entorno de trabajo en el que esa emoción, esa provocación y ese contagio esté presente. Pero busco y no encuentro, es un reto docente precioso y me he dado cuenta cuando mis alumnos/as han empezado a mandarme trabajos preciosos.

Estoy explorando métodos, hablando con expertos y sobre todo buscando en mí misma el recurso que me permita transmitir la emoción y la energía de mis clases presenciales, está siendo labor difícil pero creo que es fundamental dado que seguramente el próximo curso sigamos en remoto. 

Se admiten sugerencias, ideas, estoy en pleno proceso de hibridación. Necesito cambiar la narrativa de mis clases, para que la esencia no cambie, pero el punto de partida es entenderme, entender  a mis alumnos/as, nuestra situación actual y nuestras conexiones juntos:

¿Cómo es el alumnado de 3º ESO?
-Inmaduro, pero  sormprendente. 
-Le cuesta marcarse un ritmo de trabajo, la profesora siempre marca un ritmo trepidante para contagiar.
-Alumnos y alumnas en general de nivel competencial medio. El emprendimiento es su refugio creativo, para aquellos que de alguna manera no se ven excelentes en las materias conceptuales, Iniciativa es su materia fetiche (manipulativa, creativa, en equipo...).
-Alumnos socialmente muy responsables e implicados. Les atraen problemas sociales, son muy genrosos.
-Ahora mismo, mis alumnos/as se sienten agotados y desbordados por una rutina que corta alas,que machaca la creatividad que prende fuego a las iniciativas individuales porque ni siquiera uno se da cuenta de ellas, están perdiendo consciencia de sí mismos ensimismados por el entorno penoso del coronavirus.


La materia de Iniciativa en el entorno remoto.

-Es una materia optativa de 2H/semana.
-Los alumnos, colapsados de contenidos, se centran en aquellas en las que "son más importantes" para su objetivo cercano: Aprobar.
-Los contenidos de la materia son aburridos, viejunos...nosotros los trabajamos por proyectos.

La profesora.

Me considero una persona capacitada para trabajar el emprendimiento en entornos presenciales (la experiencia es un mundo).
Ahora mismo, ¿qué estamos haciendo en entorno remoto?. 
-Estamos realizando un proyecto colaborativo, poema colaborativo sobre nuestra vida en casa.
-Estamos realizando un proyecto social: #PensandoEnTi. Escribimos relatos con ilustraciones y los enviamos al Hospital.
-Hemos comenzado el proyecto educativo "Mujeres relevantes". Escribimos sobre mujeres que nos inspiran, para inspirar a otros.
-Colapsada de trabajo por alumnos de bachillerato, quizás he confiado demasiado en la autonomía de mis alumnos/as de la ESO y ellos necesitan seguimiento, vitamina creativa continuamente y energía positiva diaria. 

¡hay que ponerse manos a la obra y darle la vuelta a todo para vuelva a ser como al principio!

Gracias a @eRomanMe, @felixlozano@CarlosR, @AzaharaTIC por vuestra ayuda.


lunes, 30 de marzo de 2020

It´s For You, Varios envíos

Participamos desde hace una semana en el proyecto #PensandoEnTi dentro de nuestra acción de comunicación e inteligencia emocional @Corazonadasl hemos enviado ya varias cartas:

-De Daniel, Economía 4º ESO:
-De Lucía y Dahiana, Economía 4º ESO:

-Ilustración a acuarela de mi hijo mayor, Álvar. Enviada al hospital para Alfredo Ramajo, párroco de Aldehuela de Yeltes, mi pueblo de la infancia.



Creative Commons