ETIQUETAS

LO ÚLTIMO PUBLICADO

domingo, 3 de marzo de 2019

Jorge Barrero en nuestro IES

EL viernes fue un día interesantísimo, recibimos la visita de Jorge Barrero, director general de COTEC y hablamos con él de innovación, de desarrollo, de economía y de empleo.


Ha sido un verdadero placer escuchar a un científico de primer nivel hablar de innovación desde una perspectiva antopológica, filosófica y muy humanística.

Jorge es un hombre muy cercano, simpático y paciente. Natural de Oviedo, salmantino desde los 10 años, experto en Bioquímica, Biotecnología y AAPP sobresale por su enorme calidad humana, intelectual y por su capacidad de empatizar con chavales de 16 y 17 años  de modo que la charla fuera amena, accesible y que les permitiera  seguirlo sin problemas.

La sesión de Jorge fue muy interesante comenzó justificando la capacidad innovadora del hombre es única y nos hace seres verdaderamente brillantes. Poco nos diferencia de los animales excepto la capacidad creadora y la capacidad de crear y mejorar la tecnología. Según él esa capacidad es clave en un mundo cambiante como el actual.

El segundo gran punto de su charla fue explicar a los alumnos qué es innovar y cómo cualquiera puede hoy innovar. Nos habló que el concepto de progreso fruto de la innovación y nos confirmó que esta percepción de cambio y mejora es relativamente reciente. El filósofo Francis Bacon es quien en sus escritos recoge el valor de la innovación mediante la idea de la capacidad que posee la ciencia para aumentar el poder del hombre sobre la naturaleza). Así las cosas, La innovación -mis chicos ya tienen grabado a fuego esta definición- es todo cambio basado en el conocimiento que aporta valor. La economía creativa y la economía virtual nos permiten entender que cualquier persona, con una serie de competencias, y con el arrojo para llevar una innovación, puede efectivamente innovar. Esto diferencia claramente la innovación de la investigación científica, esta última más exclusiva de un segmento de la población con un nivel de formación alto.

La tercera idea que nos comentó Jorge es ...¿y en España cómo estamos en innovación?. Jorge comentó que no es que estemos tan mal, sino que claro el punto de partida de nuestro estado de la innovación es muy reciente. Según él España perdió varios trenes claves en el estado de innovación de las distintas naciones, citó por ejemplo La Reforma Protestante, la Revolución Industrial. Nuestro país estuvo a la sombra de los grandes cambios tecnológicos y eso ha hecho que el estado- bastante pobre-de la innovación haya crecido en un periodo muy corto pero reciente de nuestra historia.

¿Y el futuro?, el futuro, según Jorge nos puede ser favorable. Los procesos de innovación se basan en el trabajo de equipos diversos, en el desorden que precede al orden...en un proceso difuso que va desde un túnel oscuro y divergente a la luz del final de la convergencia. Estos procesos, según él, pueden ser llevados ejemplarmente por ciudadanos latinos que por su cultura y naturaleza están acostumbrados a un tipo de vida menos estructurada. Ahí yo...discrepo,...¡lo que les cuesta a mis alumnos salirse de lo estructurado!, ¡lo que les cuesta trabajar problemas complejos sin solución predeterminada!...Falta mucho entrenamiento para que el carácter latino pueda desplegar las alas y volar rápido y claro en estos procesos complejos de trabajo. Pero poco a poco iremos haciendo mella, iremos hackeando esas formas estructuradas y cerradas de aprender.

Y no dejamos pasar la oportunidad de "crear un poco de polémica" planteando dudas de los alumnos:

  • ¿Es buena la innovación para la sociedad?, ¿no puede tener efectos negativos?
  • ¿Qué debe hacer un milleniar para sobrevivir a la robotización, al cambio tecnológico?


Jorge nos comentó varios argumentos al respecto:

1. Toda Revolución tiene ganadores y perdedores. Pero en términos netos no hay duda de que el cambio técnico mejora a la sociedad. La cuestión es humanizar el uso de la innovación para que ciertas tareas que puedan realizarse por máquinas se complementen con el humano. Pero está claro (creo yo) que hay tareas que desaparecerán y que la innovación en algunos sectores, promovida por los propios ciudadanos y denominada economía colaborativa va a romper el status quo de algunos sectores.
Pero Jorge fue claro, para ganar en el cambio hay que poseer no sólo conocimientos sino también una serie de competencias que demanda la sociedad actual: trabajo en equipo, capacidades analíticas, creatividad, comunicación...Según él incluso la brecha linguística va a dejar de ser un problema gracias a los avances de la tecnología que nos ayudarán a comunicarnos en otras lenguas que ni siquiera conozcamos.
En el reciente informe Cotec sobre  "Mapa del talento", explican que factores como El entorno regulatorio, las perspectivas del mercado laboral, la facilidad para emprender nuevos negocios, la red de infraestructuras de telecomunicaciones y transporte, el grado de seguridad personal, las posibilidades de formación y acceso al conocimiento y un largo etcétera condicionan la capacidad de las regiones para atraer y retener talento, así como su evolución en el tiempo (...).


2. El mercado de trabajo está polarizado.
Actualmente hay muy pocos trabajadores preparados para realizar los oficios del futuro, y esto representa un gran problema debido a que la automatización da lugar a una polarización del mercado laboral. Esto significa que el trabajador que no es capaz de adaptarse para convertirse en complemento del nuevo capital e implica una segregación entre los puestos de trabajo que se sitúan en la parte superior e inferior del espectro de los salarios, y también sucede lo mismo con el nivel de habilidad requerido.
Esta polarización implica que el mercado laboral se caracteriza por la pérdida de los trabajos con salarios medios, conduciendo a una situación de inestabilidad social debido a la transformación de la clase media en clase baja, además se da un aumento de la competencia para obtener trabajos que requieran un nivel de habilidad más bajo. Sólo en aquellas situaciones en las que la tasa de sustitución hombre/ máquina es baja, se sustituirá el trabajo humano por una máquina. La clave es la dignificación del sueldo de los trabajos menos cualificados pero que la sociedad tiene estigmatizado que debe hacer un humano (cuidados personales por ejemplo).


3. Sobre la percepción social de la innovación...Según la encuesta de percepción social de la innovación elaborada por COTEC, en general la sociedad ve positivamente la innovación y cree que, aunque existe cierta visión negativa ante la robotización, casi el 60% de los encuestados cree que un robot no va a poder sustituirle en su trabajo. Ese es un buen dato, y confirma que el ser humano tiene una buena autoestima y confía en sus posibilidades.


Lo realmente reseñable de la encuesta es que se explica los sectores que la sociedad ve menos innovadores y que más cambio necesitan, entere ellos la sanidad y la educación.


Agradecidísmos de haber tenido aquí a un grande de la innovación, me llevo para siempre mucho conocimiento y esta fotografía,



No hay comentarios:

Publicar un comentario

Creative Commons